Nueva Ley de mediación en la Comunidad Valenciana para evitar los juzgados

La Conselleria de Justicia de la Comunidad Valenciana ha comenzado ya el trámite de información pública para el anteproyecto de la nueva Ley de mediación de la Comunidad, en cuya norma se incluyen 47 artículos para que los conflictos entre ciudadanos no terminen en los juzgados.

Actualmente existen muchos tipos de conflictos que no acaban en los tribunales y se solucionan mediante vías alternativas, como en este caso es la mediación.

¿Qué se recoge en el nuevo borrador de ley?

Este anteproyecto de ley, estructurado en un título preliminar, cinco títulos, una disposición adicional, una transitoria, una disposición derogatoria y dos disposiciones finales, contempla lo siguiente:

  • La creación del Centro de Mediación de la Comunidad Valenciana, órgano que regulará el Registro de Personas y Entidades Mediadoras de la Comunidad Valenciana.
  • La formación de un Consejo asesor de mediación, presidido por la persona titular en cuestión de la Conselleria de Justicia.
  • Sanciones en caso de incumplimiento de los deberes establecidos en la propia ley. Para las infracciones leves, la sanción consistirá en amonestación por escrito o suspensión temporal de hasta dos meses de la condición de mediador; hasta un año si son graves; o hasta tres años si son muy graves.

En la ley también se recoge que el carácter personal de la mediación “no será obstáculo para que ésta se pueda desarrollar, total o parcialmente, a través de medios electrónicos”.

Además, en un proceso de mediación “podrán estar presentes personal traductor o intérprete que faciliten la comunicación en las sesiones”, cubriendo así las necesidades de las personas con discapacidad o dificultades de expresión.

El borrador también destaca el papel de los ayuntamientos e incorpora acciones para impulsar el uso de la mediación en cooperación con la Conselleria. De este modo, los municipos podrán establecer actividades y servicios de mediación conforme a sus competencias y dentro del marco establecido en la ley.

En cuanto a la formación del mediador, las personas que deseen dedicarse a la mediación deberán superar cursos de formación específica impartidos por entidades de formación (ya sean públicas o privadas), asegurando “el aprendizaje del marco jurídico de la mediación, de las consecuencias jurídicas de los acuerdos alcanzados.

Por último, en la propuesta de Justicia cabe mencionar que también se reconoce la mediación gratuita y “tendrán derecho a la gratuidad en la mediación aquellas personas que lo soliciten y cumplan con los criterios”, que por lo menos serán los mismos que están marcados actualmente para acceder a la Justicia gratuita.

 

¿Cuál es el objetivo de la nueva ley?

Las nuevas medidas legislativas buscan impulsar la mediación en la Comunidad Valenciana como un método basado en la cultura de la paz, el diálogo, la participación, el reconocimiento del otro y la regeneración de lazos sociales.

En definitiva, se pretende establecer un marco regulador general y común para la mediación y los mediadores, poniendo a disposición de los ciudadanos el proceso de la mediación como parte del derecho de acceso a la Justicia (bien sea de forma intrajudicial o de manera alternativa a los juzgados).

Con este anteproyecto de ley, el departamento dirigido por la consellera Gabriela Bravo pretende fomentar “una mediación de calidad, capaz de resolver los conflictos que puedan surgir en una sociedad moderna y compleja, como la nuestra”.