La importancia de la formación continua en mediación familiar

Cada 5 años, todos los profesionales de la mediación necesitan actualizarse y recibir formación continua para poder seguir desempeñando su oficio de forma idónea y con plenas garantías, mediante cursos de “reciclaje” específicos de 20 horas de duración mínimo.

La formación continua en mediación familiar o cualquier especialidad, tal y como se recoge en la Ley 5/2012 de Mediación y el Reglamento posterior que la desarrolla, es de carácter obligatorio para todos los mediadores que quieran continuar ejerciendo su actividad profesional.

¿Por qué es importante recibir formación continua en mediación?

La formación continua para mediadores/as es esencial por varios motivos:

  • El profesional de la mediación se asegura estar actualizado en cuanto a posibles modificaciones en la legislación que pudiesen afectar al ejercicio de su disciplina, teniendo en cuenta el factor del entorno cambiante y en continua evolución.
  • Permite una mejora y renovación de los conocimientos previamente adquiridos, incorporando nuevas habilidades específicas útiles para el día a día de la mediación.
  • De cara a las personas que solicitan un proceso de mediación, la formación continua supone un aval de que el profesional está en plenas condiciones y garantías de continuar ejerciendo la profesión de manera idónea y con responsabilidad dentro de su sector.

¿Qué dice la ley sobre la formación continua en mediación?

La normativa del Real Decreto 980/2013, que amplía varios aspectos de la Ley 5/2012, recoge en los artículos 6 y 7 exactamente lo siguiente respecto a los requisitos sobre formación continua de los mediadores:

“Los mediadores/as deberán realizar una o varias actividades de formación continua en materia de mediación, de carácter eminentemente práctico, al menos cada cinco años, las cuales tendrán una duración total mínima de 20 horas”.

Esta formación continua es posible recibirla aplicada a cualquier disciplina o especialización dentro de la mediación (ámbito civil, familiar, mercantil, social y comunitario, etc.).

Si ya soy mediador/a, ¿cómo adquiero la formación continua necesaria?

Según la ley mencionada anteriormente, “la formación específica de los mediadores, incluida su formación continua, se habrá de impartir por centros o entidades de formación, públicos o privados, que cuenten con habilitación legal para llevar a cabo tales actividades”.

Para recibir la formación continua en mediación familiar o cualquier especialidad, es imprescindible realizar la actividad formativa en centros cuya formación esté reconocida, homologada y acreditada por el Ministerio de Justicia.

Es el caso de centros de preparación como Mainfor, quienes brindan la posibilidad a todos los mediadores/as de recibir un plan de formación continua de 20 horas en mediación familiar qua cumple con todos los requisitos legales que necesitan los profesionales, a través del siguiente enlace: https://cursomediacioncivilymercantil.com/formacion-continua-para-mediadoresas