La mediación, una alternativa en auge

Cada día son más los profesionales que ejercen de mediadores en procesos jurídicos. Es una profesión en alza desde la aprobación de la ley 5/2012 de mediación en asuntos civiles y mercantiles que regula esta actividad. Sin ir más lejos, recientemente la Consejería andaluza de Justicia ha estimado que, a medio plazo, los sistemas de mediación asumirán un 30% de los pleitos civiles y mercantiles en Andalucía.

Sin embargo, la mediación no es algo nuevo sino que se recurre a ella, con más o menos asiduidad, desde los años setenta del pasado siglo XX como instrumento complementario de la Administración de Justicia. Pero ahora, desde la publicación de la ya citada ley, son más los profesionales de la justicia, psicología, trabajo social y muchos otros ámbitos que ven una gran oportunidad laboral y una forma de obtener ingresos extra.

Toda crisis ofrece oportunidades. La coyuntura económica actual y la situación de colapso de las administraciones judiciales pueden favorecer el auge de la mediación. Cada día son y serán más quiénes optan por buscar soluciones prácticas, efectivas y rentables a sus conflictos como alternativa al proceso judicial.

Javier Alés, director de la Escuela Sevillana de Mediación, ha definido este proceso como el cambio de “una cultura del conflicto a una cultura del acuerdo”.

Soraya Sáenz de Santamaría, portavoz del Gobierno, anuncia el Real Decreto Ley que regula la mediación civil y mercantil en España.