La mediación para Pymes y autónomos pretende evitar miles de concursos de acreedores

Mediación Pymes y autónomos

El Gobierno prevé que los juzgados ahorrarán unos 14.000 concursos de acreedores gracias a la implantación de la mediación para Pymes y autónomos. Se trata de una herramienta para favorecer la negociación de las deudas entre las pequeñas empresas y sus acreedores, contando con la mediación de un profesional que articule este proceso negociador.

Esta medida se engloba dentro del Anteproyecto de Ley de apoyo a los emprendedores y su internacionalización, que pretende favorecer la cultura emprendedora y facilitar la creación de empresas.

La mediación extrajudicial forma parte de lo que denominan “fomento de la segunda oportunidad”.  Su objetivo principal es que aquellas Pymes y autónomos con un endeudamiento que pueda provocar su cese laboral puedan evitar el concurso de acreedores (ya que es un proceso que se ha demostrado inútil en estos casos) y negociar con los acreedores la reestructuración de la deuda y los plazos de pago.

Aunque aún no hay nada oficial, parece ser que el mediador será asignado por el propio Gobierno (a través del Ministerio de Justicia). Su labor consistirá en hacer un estudio “rápido” y elaborar un plan de estructuración de los pagos, que luego deberán negociar las partes.

Los costes de la mediación correrán a cargo del deudor, aunque serán muy inferiores a los costos de un concurso de acreedores.

La aprobación de esta ley puede ser de vital importancia ya que, actualmente, el 90% de las empresas de España son Pymes y autónomos y generan el 70% del empleo. Con medidas como éstas se pretende que puedan salvar su negocio y empezar de cero.

El pasado viernes 24 fue presentado en el Consejo de Ministros un informe sobre este Anteproyecto de Ley  y se espera que se debata en las próximas semanas y que sea ratificada en el Congreso.

Fuente de la fotografía: Daninava